Redes Sociales

De tiendas online e Instagram, la red social perfecta para acercarse al público

Aprende a subir fotografías desde tu equipo para que la presencia de tu comercio en línea sea una constante en esta red social con tanto potencial.

Todos tenemos ya más que asumido que internet se ha convertido en una pieza fundamental del puzle de nuestra vida cotidiana. Desde nuestros ordenadores hasta nuestros teléfonos móviles nos facilitan el acceso a una red en la que el flujo de contenidos y servicios es algo incesante e imparable, como una inmensa bola de nieve que no deja de rodar y crecer con más y más propuestas.

Semejante crecimiento se convierte en algo de vital atractivo para aquellos que quieren montar una empresa, sobre todo para los que apuntan al comercio electrónico. El potencial de las ventas en el ámbito online se dispara por completo al contar con una plataforma que no tiene limitaciones físicas. A diferencia de un establecimiento tradicional, una tienda en internet puede acercarse prácticamente a cualquier usuario que se conecte, ofreciendo unas posibilidades casi infinitas.

Pero, abrir una tienda en la red no es sinónimo de éxito, hay que saber sacar partido de todas las herramientas disponibles en el terreno de las tres uves dobles, como también tener todo el conocimiento necesario para amoldarse a sus continuos cambios. No, internet no es algo constante, es una masa voluble que no deja de crecer, ni tampoco de cambiar sus tendencias ni métodos.

Uno de los principales elementos que demuestran este cambio son las redes sociales. Han pasado de ser un lugar donde los usuarios se mueven para hablar de su día a día y contactar con otros para convertirse en un sitio donde las empresas también se apoyan para darse a conocer tanto a ellas como a sus productos y servicios. Evidentemente esto, para una tienda online, es un filón tan importante que no debe pasarlo por alto de ninguna de las maneras.

Actualmente, el abanico de redes sociales, también conocidas como RRSS, es lo suficientemente grande para satisfacer a diferentes públicos con necesidades de distinta índole. Tenemos Twitter para pequeños pildorazos, Facebook para un uso mucho más amplio e incluso Instagram para aquellos que apuestan por el contenido gráfico como medio de comunicación.

Este último está cobrando un peso cada vez más notable. Su masa de usuarios sigue creciendo a un ritmo vertiginoso gracias también a las nuevas funciones con las que se ha ido enriqueciendo para ser mucho más que un lugar donde subir fotos con filtros. Vamos a detenernos en él, sobre todo en cómo usarlo, porque es una herramienta que puede traer muchísimos beneficios a tu tienda online.

Instagram puede ser una genial carta de presentación de un producto al público. A través de sus pequeños vídeos, de sus “Stories” o, por supuesto, sus fotografías, cualquier comercio en línea puede transmitir al público no solo un mensaje, sino algo que sirva como seña de identidad y sirva para atraer esas más que necesarias miradas con el fin de ganar en clientela.

De la misma forma que abrirías una cuenta para uso personal, crearla para tu negocio es un primer y crucial paso. El resto del empleo es tremendamente sencillo, realizas fotos con tu móvil y las subes acompañadas de un mensaje para que tus seguidores o todo el público las vean. Evidentemente, al tratarse de un comercio, restringir el acceso a tus contenidos solo a los que te siguen es una locura; debes facilitar siempre que el resto del mundo pueda verlos.

Instagram en el PC, ¿también es útil para una tienda online?

Hemos hablado del uso del smartphone adrede porque Instagram no es plenamente compatible con los navegadores de PC. Sin embargo, hay dos grandes vías con la que poder hacerlo sin problema, sobre todo gracias a una reciente actualización de su sistema de uso.

Emulación móvil

Puedes instalar un emulador de teléfonos móviles en tu ordenador para que se comporte como un terminal y tenga total compatibilidad con Instagram. Actualmente hay extensiones para determinados navegadores web que permiten restringir esta emulación solo a la ventana de navegación, permitiendo acceder a la versión móvil de muchos portales para trabajar con ellos como lo harías con tu teléfono.

Así, aprovechándolas, solo debes entrar en la web de instagram.com y, aprovechando el comportamiento emulado, proceder de la forma más normal, eligiendo las imágenes y subiéndolas con total tranquilidad.

Falseo de plataforma

Google Chrome, como otros tantos navegadores, cuenta con una función que permite explorar el código fuente de un portal online. Entra en la web de Instagram y accede al código a través de la función “Inspeccionar” (nombre variable según navegador). Una vez aparezca el menú desplegable, busca el icono con un teléfono móvil y una tablet (Ctrl+Shift+M en Chrome) y púlsalo para que el formato cambie al de smartphone.

Ahora, el procedimiento a seguir vuelve a ser el mismo que el que se realizaría con un terminal. Pulsas en la cámara que aparece en la barra inferior y exploras los archivos para subir la foto que deseas sin problemas.

El potencial de Instagram como herramienta de comunicación es algo que está demostrando su valía constantemente en los últimos años. La facilidad para la viralización de posts es muy útil para conseguir esa extensión tan deseada en una tienda online. Sin embargo, conseguirlo es algo que no está al alcance de todo el mundo; de nuevo entran en acción una serie de mecanismos propios de las redes sociales en los que los factores tiempo, calidad y contenido juegan un papel vital.

Es importante convertir el uso de esta red social en algo habitual, incluso si lo que se sube es un mero post que no tenga ningún tipo de llamada a la acción. A los usuarios de Instagram les gusta la actividad, pero sobre todo aquella que es natural. Y conseguir transmitir esa sensación de naturalidad para la cuenta de tu comercio es una muy buena baza para llegar al público y conseguir fidelizar una clientela que acabe convirtiéndose incluso en una comunidad que forme parte de tu día a día.

 

Dejar respuesta