¿Por qué necesitas mejorar tu employer branding?

Mejorar tu employer branding es uno de los modos más inteligentes de aumentar tus beneficios. Conseguirás atraer talento a tu empresa para hacerla mejor y más competitiva.

¿Qué es el employer branding?

Aunque el término ha llegado hace poco a territorio español, el employer branding se creó en Estados Unidos en la década de los 60 y se popularizó en los 80. En pocas palabras, cuando se habla de mejorar tu employer branding, la idea es conseguir que los mejores empleados quieran trabajar para ti. En España ya se han empezado a  hacer encuestas de satisfacción laboral.  A partir de estas encuestas,  se crean rankings de empresas. Y estos rankings no miden beneficios, sino la satisfacción de los trabajadores.

Seguro que, cuando piensas en una empresa en la que todo el mundo quiere trabajar, la primera que se te viene a la cabeza es Google. Eso es porque Google ha trabajado muy bien su employer branding. Efectivamente, sus políticas de recursos humanos son muy populares. Y eso hace que sus empleados trabajen lo mejor posible para continuar en plantilla.

Políticas que te ayudarán a mejorar tu employer branding

Puede que lo que leas a continuación te parezca la lista de los Reyes Magos, pero en realidad son propuestas que funcionan. Recuerda que no se trata de regalar nada a tus empleados, sino de crear un entorno laboral tan positivo que ellos deseen dar lo mejor de sí mismos. La rentabilidad que se obtiene con políticas mucho más sencillas de lo que piensas es, sencillamente, increíble.

Se transparente, como el agua

Aunque te parezca mentira, las empresas con mucha rotación de empleados no consiguen retener el talento. Esto es así porque, en las entrevistas de trabajo, no dicen la verdad. La técnica de vender humo a tus candidatos, lejos de mejorar tu employer branding, te perjudicará. Puede que contrates a tu candidato ideal pero, si no le das lo que le ofreciste, se marchará. Y lo peor es que hablará mal de ti a otros posibles candidatos.

Propón condiciones flexibles de trabajo

Tus empleados son personas adultas y les gusta ser tratados como tales. A ti, como empresario, debe preocuparte que el trabajo esté hecho a tiempo y bien. Has contratado a personas verdaderamente eficientes. Sabes que son capaces de sacar tu empresa adelante de manera eficaz. ¿Por qué no permitir que se tomen sus vacaciones cuando les vaya bien? Deja  que se vayan a casa cuando hayan acabado aunque no sea la hora límite de salida. Google y Netflix lo hacen.

Teletrabajo siempre que sea posible

Cada vez más, hay muchas tareas que se pueden realizar si necesidad de ir a una oficina. Tus empleados valorarán muy positivamente madrugar menos un par de días a la semana. Su productividad mejorará y tu imagen también. Hemos hablado de marketing, de estrategias digitales y de publicidad en otras ocasiones. Pues bien, la publicidad que hacen los empleados de una empresa es impagable. Sobre todo si es positiva. Las opiniones negativas vertidas por empleados son una verdadera lacra. De ahí que mejorar tu employer branding no solo multiplique tus beneficios: también te ahorrará algunos gastos.