¿Qué esperar del social media marketing?

La publicidad está cambiando y ahora el social media marketing es el rey. Sin olvidarnos del branding. Ambos estilos pueden ir de la mano. Es más, deben ir si quieres tener algo más que un éxito moderado. Debes estar en todas las redes para que el nombre de la empresa se quede en la mente de la gente. Gente que esquiva publicidad y a la que hay que ofrecérsela de otra forma.

Redes en las que hacer social media marketing

  • Youtube: banners en vídeos y anuncios antes del visionado del vídeo y específicos para el espectador.  Tienen un gran valor porque siempre alcanzarán público.
  • Twitter: tweets promocionados, concursos (con hashtag, por retweets, favs y follow). Twitter es una de las redes que más publicidad puede mover. La posibilidad de hacerse viral siempre está.
  • Facebook: publicaciones promocionadas y concursos que piden compartir la publicación, interactuar mediante comentarios y, sobre todo, vídeos. Especialmente útil para encontrar tu audiencia específica.
  • LinkedIn: igual de específico que Facebook. Ahí el acercamiento debe ser más pasivo. A fin de cuentas, la gente utiliza la red para buscar trabajo.
  • Instagram: publicaciones promocionadas, ya sea por espacio o por utilizar a un influencer para que patrocine la marca. Entra por la vista y es muy efectivo.
  • Blogger: Encontrar a un influencer dentro de este mundo sale rentable.  Que alguien con un gran público recomiende productos siempre da buena imagen.

¿Qué vas a conseguir gracias al social media marketing?

  • Visibilidad: Hoy en día no basta con pagar un anuncio en televisión o tener un banner en otras y web propia. Hay que interactuar con la gente y eso hará conscientes de que la marca es alcanzable. Que pueden hablar con el community manager. Y, como ya hemos dicho, el componente de convertirse en viral en twitter y que esas respuestas salten a otras redes es posible.
  • Reputación: Gracias a esa visibilidad se ganará reputación. Hay quienes no usan los teléfonos de ayuda de la empresa, si no que van a las redes y muestran su agrado o descontento con las empresas. Solucionar algo públicamente hará que el cliente quede satisfecho y recomiende a la empresa. Y no será pagado. Será una de las mejores publicidades que se pueden hacer: la sincera recomendación.
  • Branding: El uso de una cuenta en una red social ya crea marca. Una que va más allá del logo. Cuanto más distintiva sea, mejor. Se puede tener una cuenta muy respetuosa y eficiente o se puede tener una algo más relajada y amigable.
  • Engagement, “compromiso”:  Es el punto clave del social media marketing. Debemos mantener la interacción con los clientes y fomentar la lealtad hacia la marca. Los clientes tienen capacidad de elegir entre productos. Nadie tiene el monopolio de algo, así que han de tener sentimientos positivos por la marca. Si no, es fácil que se gasten su dinero con otra. Además de obvio.
  • Publicidad inversa: Algo que otros tipos de publicidad no consiguen pero sí el social media marketing. Estar en contacto con clientes puede hacer que nos den información sobre lo que quieren. Es muy importante recoger esa información y usarla para nuestro beneficio. Si el cliente te pide algo y dice que está dispuesto a pagar por ello, ¿por qué no dárselo?

Hay muchísimas ventajas al utilizar la estrategia social media marketing y muy pocas desventajas. Aunque, si no se hace bien, puede ser un arma de doble filo. Hay que tratar a los clientes siempre con respeto y tener una actitud positiva.