4 claves para ser un brand manager de éxito

Un brand manager de éxito será capaz de analizar y planear la percepción de la marca en el mercado. Para conseguirlo, deberá manejar las relaciones con los clientes y los proveedores por igual. Aquí te mostramos cómo.

Brand management: un circo de tres pistas

Un brand manager de éxito debe ser capaz de trabajar como el maestro de ceremonias de un circo de tres pistas. También hará de domador y, en algunos casos, de payaso o trapecista.

Su función es planificar cómo una marca será percibida en el mercado. Para ello debe manejar dos tipos de público y varias herramientas:

  • Por una parte, debe relacionarse con el target de clientes y crear con ellos un vínculo de confianza.
  • Por otra parte, debe hacer lo propio con la cadena de proveedores. La cuestión es que, si esta cadena no funciona, la relación con el cliente final se resentirá.
  • Para ello debe manejar algunos elementos tangibles: aspecto y precio del producto de cara a los clientes. Pagos y calidad de la información de cara a los proveedores.
  • También entran en juego elementos intangibles, como el tipo de asociaciones que la marca sugiere al cliente.

Las cuatro áreas clave de un brand manager de éxito

Conocimiento

Conocer a tus clientes potenciales, a tu target, a lo que se conoce como buyer persona, es primordial. Si no sabes a quién vas a venderle tus productos ¿cómo vas a darle lo que necesita? Analiza tu mercado, encuentra sus problemas y soluciónalos. Que sepa que las soluciones llegan de la mano de tu marca.

Diseño

Y no nos referimos solo al logo, sino a lo que ese logo representa. Junto con esa combinación de formas, colores y letras debes diseñar tus valores. Como empresa, debes saber si quieres ser percibida como barata, rápida, sostenible. Por supuesto, algunos valores son más positivos que otros. Lo básico es que no faltes a la verdad. Puede que tu modelo de producción sea lento porque tu atención al detalle es milimétrica. En ese caso, no vendas rapidez. El mercado identifica y penaliza a los mentirosos.

Gestión

Un brand manager de éxito gestiona su marca, no la lanza y deja que funcione sola. Para ello busca que la marca tenga presencia en lugares relevantes. No solo que aparezca en buscadores, sino que sea reconocible allá donde pueda mostrar los valores que representa. Esto incluye apoyar determinados eventos, crear premios y, también, diseñar una estrategia de publicidad.

Comunicación

Hablábamos de la importancia de las relaciones con la cadena de proveedores y con los clientes. La marca no puede ser un ente lejano y sin personalidad. Debe ser capaz de comunicarse de manera eficaz. Esto dará resultados positivos en los dos tipos básicos de comunicación. Por una parte permitirá mantener la confianza en casos de gestión de crisis. Por otro lado las campañas promocionales y de información cumplirán con mayor eficacia los objetivos. Las redes sociales y la comunicación directa son perfectas para ello. Un brand manager de éxito sabrá moverse en redes, redactar newsletters atractivas y gestionar los momentos más delicados.

Dejar respuesta