En el siguiente post, vamos a responder una pregunta muy recurrente que todo el mundo se hace cuando empieza un negocio en internet y  no es otra que ¿Qué es un hosting? ¿Qué es un alojamiento web? parece un concepto muy difícil y complicado incluso llegando a ser algo imposible de llegar a entender pero a continuación mediante explicaciones y ejemplos verás lo equivocado que has vivido hasta ahora pensando en lo imposible que sería entender esos conceptos tan específicos de las páginas web.

¿Qué es un hosting o alojamiento web?

Cuando tenemos una página web en internet o navegamos por internet y vemos paginas de otras personas en internet, aunque no lo creamos ahí están interfiriendo una serie de factores para que esa página exista justo en ese momento en internet. Para que esto suceda, por una parte entran en juego los dominios los cuales se han explicado ampliamente en otro post, y por otra parte tenemos el alojamiento web o hosting, de los cuales existen muchos tipos, pero no hay que menospreciarla por esto, ya que es la parte más importante encargada de hacer funcionar una página web en internet.

Además, el alojamiento web es el encargado de gestionar otro tipo de servicios, los cuales no están estrictamente vinculados con lo referente al tema de que cargue una página web como puede ser el servicio de correo electrónico por ejemplo.

Esto es debido a que el correo electrónico es un servicio que está relacionado con el hosting, pues si queremos un tener un correo éste necesitará de un alojamiento web.Por otra parte, los servicios de base de datos también están relacionados con el hosting ya que normalmente las páginas web tienen bases de datos donde gestionan los contenidos.

Pero, en resumidas palabras, para que se entienda fácilmente, se puede decir que el hosting es el encargado de hacer que una página web funcione.

Las páginas necesitan un espacio físico donde poder existir dentro de internet, para que cuando alguién ponga en el navegador una dirección de internet y le de a buscar al presionar intro, el ordenador se ponga en contacto con el servidor, es decir el hosting

y éste nos devuelva como contestación, la información de la página web que se ha buscado en internet.

Los que creamos páginas web, las personas como tú que están decididas a meterse en el proceso de crear una página web, y por lo tanto necesitan subir una página web determinada a un servidor a un hosting, necesitan saber cómo elegir correctamente el mejor hosting para su caso particular,  para que de esta forma que cuando los visitantes entren a internet y pongan el nombre de su dominio en el buscador, se traduzca como una llamada a su hosting, el cual le devolverá como contestación al visitante la página web que previamente se habrá subido al hosting en cuestión.

A la hora de contratar un hosting, hay que tener en cuenta principalmente dos aspectos:

  • 1º aspecto a tener en cuenta. El espacio que vamos a necesitar, es decir, lo que ocupa nuestra web ya que no es lo mismo tener una página web corporativa a tener una tienda virtual con cien mil productos, pues no va a ocupar lo mismo el contenido que haya en nuestra página web en función del uso que se le dé finalmente. Para controlar esto se pueden establecer unas reglas básicas para conocer de esta forma el tamaño de la página en cuestión que se va a necesitar.

  • 2º aspecto a tener en cuenta. La cantidad de visitas simultáneas que vamos a recibir en nuestra página web. Este punto es muy importante debido a que a mayor volumen de visitas simultáneas, es decir, mayor tráfico hacia nuestra página web, implica que el servidor tendrá que ser mucho más potente, esto hará que necesitemos unas modalidades de hosting con más capacidad u otras con menos.

Tipos de hosting o alojamiento web

En la actualidad existen cuatro  tipos de hosting o alojamiento web:

  • El hosting compartido o alojamiento web. Este es el hosting más típico  ya que es el más económico ahora se explicará el motivo de su bajo precio.
  • El hosting de servidores virtuales o VPS. Son servidores muy potentes que tiene más recursos y capacidad que un hosting compartido ya explicaremos cuales son sus ventajas y desventajas.
  • Los servidores de Clouds. Este término es más usado hoy en día, pues es muy común el que te digan de subir todo a la nube (Cloud). Estos servidores son muy parecidos a los servidores virtuales pero que nos permiten un poquito más de estabilidad que los servidores virtuales, es decir, dan más oportunidad en cuanto a crecer a hacerse más grande de manera fácil y sencilla, sin tener que hacer ampliaciones.
  • Los servidores dedicados a una figura  que cada vez tiene menos peso porque está siendo reemplazada por el cloud, pero también es una figura que habrás escuchado alguna vez si te mueves por este mundillo ya que habrás oído términos como estos.

En definitiva, existen cuatro tipos de hosting que son : hosting compartido o alojamiento web, hosting de servidores virtuales, Cloud y dedicados. Vamos a tratar cada uno por separado, para una mayor comprensión.

Hosting compartido o alojamiento web

Voy a hacer un símil para que tú lo entiendas, el cual se lo digo muchas veces a los clientes. Imagínate que yo necesito un espacio para montar mi empresa, lo normal es que inicialmente vaya a un piso o a un edificio de oficinas donde alquilar una oficina, este ejemplo de la oficina, sería el caso concreto de un hosting compartido, pues no necesito el edificio entero para mi sino que sólo necesito una planta para mi negocio, más concretamente un espacio donde mis clientes puedan venir a visitarme.

Este es el hosting compartido o alojamiento web, es el modelo más sencillo de empezar a trabajar en internet.

Servidor virtual

Siguiendo con el ejemplo anterior, supongamos que mi empresa crece y los vecinos empiezan a quejarse porque hay un tráfico de gente superior al que abarca el espacio que tengo, el cual es insuficiente, pues bien, esta es la figura del servidor virtual, es cuando ya pasamos  a tener un cubículo o habitación de una planta a tener la planta entera para nosotros debido al gran volumen de visitas que tenemos y al espacio que necesitamos para trabajar, por lo que la mejor opción en este caso es alquilar la planta entera para nuestro negocio.

Servidor de Cloud

El servidor Cloud sería el siguiente paso en el ejemplo escenificado. Imaginate que ahora necesito un mes tener el edificio entero para mí porque ese mes voy a recibir un millón de personas y tengo que tener el espacio y disponibilidad para ello pero cuidado, no quiero que el edificio entero esté a mi disponibilidad siempre, lo quiero tener solamente un mes y después seguir alquilando una planta, es decir, volver a lo que tenía contratado en un principio. Esta metodología es la que sigue el servidor Cloud, nos permite subir y bajar de manera sencilla e intuitiva el espacio o la capacidad que tiene nuestro servidor .

Servidor dedicado

Por último tenemos el servidor dedicado, esto significa que hemos comprado el edificio entero para nosotros y no queremos que nadie nos toque nada, pues lo necesitamos exclusivamente para nosotros  por lo que no queremos compartirlo con nadie, ni estar alquilando a meses determinadas plantas. Por lo tanto, esto significa que siempre voy a tener operativo el servidor y disponible para mí.

Cloud privado

Por último, hay que mencionar una variedad distinta la cual se llama “Cloud dedicado” o “Cloud privado”. Esta modalidad es muy similar al servidor dedicado pero con más extensión ya que aparte de tener un edificio entero puedes disponer de un segundo edificio, o medio edificio todo depende de las necesidades del momento, pero siempre tendríamos un segundo edificio disponible y privado.

Por lo tanto, al final los tipos de hosting van en función de la capacidad que necesitamos y sobretodo de la cantidad de aguante de tráfico que vamos a necesitar.  Finalmente se expone un resumen de cada tipo de servidor para poder asentar todo lo explicado anteriormente.

El hosting compartido normalmente se presupuesta por espacio, ya que vamos a necesitar un espacio y también a lo mejor por el número de páginas web que queremos alojar.

En el caso de querer alojar distintos planes, para ciertos sistemas como wordpress, como prestashop o como magento, en la página web vamos a poder ver todos los tipos de planes que tenemos, los cuales como veis son muchísimos, y además son los más económicos, pues cuando uno empieza su proyecto esta es la forma más económica de empezar.

El siguiente paso serían los servidores virtuales. Este tipo de servidor suele usarse cuando hablamos de tiendas virtuales, de negocios serios que quieren más potencia y más recursos que los proporcionados por el hosting compartido, debido a que éstos no soportan un número muy alto de visitas ni tampoco muchas visitas simultáneas a diferencia del servidor virtual. Por lo tanto, en este caso particular, hemos pasado de ocupar una habitación a ocupar una planta nosotros solos, donde podemos aguantar más potencia,  más tráfico y por supuesto tener más productos

El servidor Cloud es muy parecido al virtual pero permite una dosis más de estabilidad ya que se podrá ampliar y reducir con más frecuencia que con un servidor virtual. Básicamente es lo mismo, pero con la diferencia de acoplar los recursos que necesitamos en el momento adecuado, pasando de una planta al edificio entero si es necesario.Un ejemplo de un cambio en el flujo de trabajo sería cuando llega el “Black Friday”, en esta temporada se va a necesitar más potencia porque habrán picos de visitas. Esto puede ocurrir también en épocas festivas como navidad o eventos especiales, pues esta modalidad nos permite ampliar sin problemas la potencia para aguantar bien el tráfico y reducirlo después cuando queramos volver a lo que teníamos inicialmente. Después estarían los servidores dedicados, en los que directamente la potencia es siempre la máxima del servidor porque vamos a tener picos de tráfico constantemente y necesitamos que esa potencia esté siempre disponible.

¿Qué servidor elegir para mi empresa?

Mi consejo a la hora de establecer un presupuesto y a la hora de elegir qué solución necesitas en cuanto a la elección del mejor servidor, es que intentes analizar cuál va a ser tu comportamiento a lo largo de año, es decir, si crees que vas a tener mucha capacidad de espacio necesitarás servidores virtuales, si por el contrario necesitas una web corporativa básica con poco tráfico requeriras de un hosting compartido y si tienes momentos puntuales de tráfico lo normal es que optes por la solución de Cloud ya que es la más económica, pero ten en cuenta que una solución de Cloud con alto consumo de recursos siempre va a ser más cara que la solución de dedicados, por lo que si los picos de tráfico se presentan todos los meses la solución más barata va a ser optar por un servidor privado.

Como se ha podido ver, el tema de los hostings o alojamientos web una vez se ha explicado mediante ejemplos ilustrativos queda bastante asimilado y no es nada difícil de recordar, esperamos que te haya servido de ayuda y que no tengas dudas nunca más en cuanto a alojamientos web se refiere.

Vídeo Explicativo

1 Comentario

Dejar respuesta