Tener una política de envío de newsletter puede ser muy beneficioso para tu negocio pero los filtros antispam te pueden jugar una mala pasada y no llegar los email a tus clientes.
Por este motivo te damos unos consejos para ayudarte a que esto no ocurra.

He de decir que no hay ninguna forma mágica que evite 100% que esto no ocurra, ya que, cada filtro antispam tiene su propia configuración.

¿Que es el spam?

Wikipedia define spam como el correo basura o mensaje basura que hacen referencia a los mensajes no solicitados, no deseados o con remitente no conocido (correo anónimo), habitualmente de tipo publicitario, generalmente enviados en grandes cantidades (incluso masivas) que perjudican de alguna o varias maneras al receptor.

Según esta definición, el spam incluye el envío a listas compradas, listas cedidas, listas públicas, corregistros, leads comprados y en general a cualquier lista de usuarios que no ha mostrado su conformidad expresa en recibir el contenido que se va a enviar.

Al no producirse una interacción de los suscriptores con los emails, tu reputación entre los grandes ESPs (hotmail, gmail, yahoo, …) descenderá, provocando tus correos tengan una mayor tendencia de ir directamente a la bandeja de correo no deseado, sin pasar por la bandeja de entrada, incluso aunque sean legítimos.

Como funcionan filtro antispam

¿Como funcionan los filtros antispam?

Hay muchos tipos de filtros de spam, pero podemos dividir su actividad en tres grupos principales: basados en el contenido, en el comportamiento y en la reputación.

Filtro antispam basado en contenidos

Uno de los filtros más utilizados es el SpamAssassin (es el que nosotros utilizamos en nuestros servidores), este sistema funciona dando una puntuación positiva o negativa a distintos apartados muy heterogéneas, que van desde la proporción de imágenes y texto, la semejanza entre las versiones de HTML y texto, la inclusión de palabras frecuentes en los emails no deseados, etc.

Estos filtros son frecuentes en emails corporativos de empresas de tamaño medio-grande y son bastante efectivos en el filtrado de correo, aunque hay correos que pueden escapar a su filtrado, por lo que se suelen combinar con algún tipo de filtro basado en reputación.

Filtro antispam basado en la reputación

El envío de correo no deseado de forma continuada puede afectar a la reputación de los servidores y de los dominios de envío de forma muy negativa. Existen distintos sistemas que proporcionan información acerca de la reputación de una ip de envío o de un dominio (como por ejemplo http://multirbl.valli.org/lookup/), basándose en la observación de un gran volumen de correo que haya salido de esas direcciones.

Si quieres comprobar si tienes posibilidades de que tus email entren en spam debido a tu reputación puedes comprobarlo de manera sencilla con la herramienta mail-tester.

También existe otro tipo de filtros que son los basados en las consultas de listas negras o blacklists. Estas listas suelen funcionar utilizando unos emails denominados spam-traps, que son cuentas especiales que nunca se han suscrito a listas legítimas pero que sí se han incluido en las fuentes de correos que suelen utilizar los spammers, cuando algún servidor envía un correo a un spam-trap, el servidor es incluido en la lista negra. Si esta práctica se repite de forma habitual, la dirección del servidor se almacenará de forma definitiva en la lista negra, con el consiguiente perjuicio para la entrega de los correos que éste envíe.

Estos filtros se suelen combinar con los filtros por comportamiento o incluso integrarlos en ellos mismos.

Filtro antispam basado en el comportamiento

Este tipo de filtros suelen ser utilizados por los más grandes (gmail, hotmail, yahoo …). Al poder manejar un gran conjunto de respuestas de sus usuarios ante los correos que ha enviado una determinada empresa, pueden establecer cuál es la calidad de estos emails en base a las reacciones de sus usuarios.

Si muchos usuarios abren un contenido y hacen click en sus enlaces, esto significa que el contenido es esperado y además deseable. En caso de que muy pocos usuarios abran los emails y además un porcentaje de ellos indique que el correo es no deseado, sus sistemas de filtrado tomarán buena nota de estas reacciones para enviar al la carpeta de correo no deseado las siguientes comunicaciones que envíe dicha empresa.

Consejos para mejorar nuestros newsletter y no caer en estos filtros

Consejos para mejorar nuestros newsletter y no caer en estos filtros

Para evitar caer en las garras de los filtros antispam debes seguir unas ciertas reglas bastante básicas:

  • Evitar utilizar ciertas palabras que disparen los filtros antispam (free, gratis, XXX, descuento, oferta, oportunidad, dinero …).
  • Debido al phissing debemos evitar incluir cifras de dinero ni precios en número, sobre todo si son altas y evita usar símbolos monetarios como $ y €.
  • Evita escribir una gran cantidad de texto, y en especial la línea de “Asunto”, en letras mayúsculas.
  • Envía el mensaje desde una dirección legítima, y nunca hacerlo desde direcciones de correo gratuitas, como Terra, Hotmail o Yahoo!
  • No incluyas un párrafo indicando que ese mensaje no es spam. Es una técnica ampliamente utilizada por los spammers y los filtros buscan siempre referencias semejantes.
  • Evita las frases que provocan urgencia, del tipo ¡Oferta limitada! o ¡Solo tendrás una oportunidad!
  • Los enlaces que incluyas en tu campaña deben ir acompañados de un texto que los describa correctamente, evita incluir un texto que sea una url diferente de la que realmente aparezca en el email.
  • Indica claramente quién eres y por qué el receptor está recibiendo este correo electrónico, a nadie le gusta que le incluyan en listas sin haberlo solicitado por lo que recuerda a tus suscriptores que lo hicieron.
  • Los colores brillantes y fosforitos son muy utilizados por los spammers ya que son muy útiles para llamar la atención, evítalos.
  • Intenta que el HTML con el que maquetas tu campaña sea correcto, evita HTML generados por Word, Dreamweaver o Photoshop ya que son de muy baja calidad.
  • Intenta reducir el número de imágenes de forma que la proporción entre imágenes y texto sea mayor el texto.
  • En caso de incluir imágenes, evita incluirlas dentro de un enlace, ya que los filtros antispam sospechan de esta práctica.
  • No metas imágenes con textos dentro y si lo haces que sea texto normal, jamas girado, ni con fondos texturizados.
  • Nunca deben enviarse boletines hechos solo con imágenes. Los filtros anti spam consideran los correos que no contienen texto como de alto riesgo.
  • Solicita a tus suscriptores que te añadan a su “lista blanca”, ya que esta es la forma más efectiva de no acabar en la bandeja de spam.
  • Actualiza tu contenido, enviar siempre la misma campaña a los mismos suscriptores es una práctica que debes evitar, ya que provocará el aburrimiento y aumentará la tasa de desuscripción y de marcado como spam. Si el producto que vendes siempre es el mismo, acompáñalo de un blog y crea tus campañas sobre los posts que publiques en él.
  • Un gran número de emails comerciales se consultan desde dispositivos móviles, intenta que la experiencia de lectura en estos dispositivos sea la mejora posible, utilizando diseños responsive en tus newsletters.

Recuerda que si quieres realizar envios másivos consulta nuestros planes de email marketing