7 Factores clave en un Hosting para tener un blog Imparable

0
215

 

Cuando comienzas con cualquier nuevo proyecto profesional y que, además supone un reto personal y al que le pones toda la ilusión del mundo, debes andar con pies de plomo y asegurar cada una de las acciones que lleves a cabo en él.
Y si ese proyecto lo vas a desarrollar en Internet, deberás elegir un hosting que te permita desarrollarlo con unas garantías de funcionamiento mínimas. Te cuento esto para que no cometas algunos errores que yo mismo cometí en un proyecto reciente: marketerosdehoy.com

Hoy quiero contarte cuáles son los 7 factores principales que yo tuve en cuenta a la hora de elegir un hosting para mi proyecto como Community Manager y Consultor de Marketing Digital:

Los 7 pilares sobre los que debes apoyarte respecto al hosting web

1 – Crear un blog en una plataforma de pago

Hay muchas plataformas gratuitas donde puedes crear un blog. Sin embargo, para mí ninguna como crearlo en wordpress.org para hacerlo más profesional y ‘empujarte’ a ti mismo a que tu proyecto online vaya en serio.
Puedes ver muchos profesionales que todavía tienen un dominio tal que así:
www.midominio.wordpress.com

Quizás puedan ser los mejores profesionales del mundo, sin embargo, el cimentar tu blog en una plataforma gratuita siempre te limitará en cuanto a funcionalidades y creatividades.

 

2 – ¡Contratar un buen hosting!

Aunque parezca redundante con el título de este post, contratar el mejor hosting para poder montar un blog en condiciones es algo fundamental y será la piedra angular sobre la que reposen todos tus contenidos.

Para mí personalmente, tener un hosting serio y profesional supone la tranquilidad de dormir bien sabiendo que al día siguiente no tendré la web caída ni con problemas de cualquier tipo.

 

3 – Posibilidad de apertura de tickets

Pese a que comiences tu proyecto online como Blogger en un buen hosting que te dé esa tranquilidad de la que te he hablado anteriormente, siempre pueden surgir pequeños problemas puntuales con tu servicio de alojamiento web.
En esos casos, debes poder disponer de un servicio de atención al cliente que te pueda dar una solución o proceder a la reparación de los daños causados en el menor tiempo posible.

En muchos hostings existe el servicio de apertura de tickets, mediante los cuales abres una incidencia que le llegará al servicio técnico y éstos se pondrán manos a la obra a solucionar el problema que pudiera tener tu blog.

 

4 – Tener un buen sistema de caché es un punto diferenciador

Cuando creas un blog por primera vez, al final casi nunca te terminas quedando con el diseño que en un principio implementaste.
Los que ya hayáis intentado crear un blog en varias ocasiones o llevéis tiempo en el mundo del blogging sabréis de lo que os hablo.

Por ejemplo yo mismo, mi blog ismaelruizg.com lo he cambiado de diseño integral en 3 ocasiones, ya que el primer diseño que le das a un blog suele ser un poco ‘simplón’ y un poco por empezar a romper el hielo.
Luego vienen los primeros pasos, en los que ves blogs de todo tipo de compañeros y se te ocurren maravillas creativas que te dan ideas nuevas para probar en el tuyo propio.

Ante esto, se hace muy necesario que tu hosting disponga de un buen sistema de caché, que permita que todos los cambios que vayas implementan en tu web surtan efecto al momento y que no ralenticen en ningún momento la buena navegabilidad de los usuarios de tu comunidad por él.

 

5 – Velocidad de carga

Como sabrás, la velocidad de carga, además de ser un importante factor que afectará al posicionamiento SEO de tu blog, será uno de los indicativos más decisivos que harán que tus visitantes salgan más o menos pronto de tu web.

Tener una mala velocidad de carga hará que los contenidos de tu blog carguen demasiado lentos. Por tanto estarás aumentando peligrosamente las posibilidades de que ese usuario que ha entrado a leer uno de tus contenidos, cierre tu página antes de que termine de cargar.

Actualmente se considera que una página web es lenta cuando tiene un tiempo de carga de más de 3 segundos. Y además esta cifra va disminuyendo con el tiempo, debido a la poca paciencia que tenemos cuando intentamos entrar en una página web.
Con lo cual, razón de más para pensarlo dos veces antes de elegir cualquier hosting para tu proyecto como Community Manager, monetización digital o cualquier otro sector profesional.

 

6 – Creación de cuentas de email ilimitadas

Cuando comienzas un blog, normalmente lo debes hacer pensando en que será un proyecto escalable, es decir, que aunque comience siendo un blog humilde creado por alguien desconocido en un punto cualquier del mundo, años más tarde, se convertirá en un negocio con el que podrás ganarte la vida.
Por ello, necesitarás cuentas de correo con las que comunicarte con otros profesionales, empresas y demás usuarios, y que además éstos puedan enviarte dudas, solicitudes y, por qué no, propuestas de colaboraciones y empleo.

Una gran ventaja que tendrán estos correos es que podrás potenciar tu branding personal, ya que contendrán tu dominio.
En mi caso, todas las cuentas de correo que tengo asociadas a mi blog son del tipo:
xxxxx@ismaelruizg.com
Acabarás además obteniendo leads en tu blog en forma de suscriptores, a los que les encantarán tus contenidos y querrán que les envíes tus newsletters semanales con tus nuevos artículos.

Por ello, debes elegir un hosting que te permita crear ilimitadas cuentas de correo, con las que comunicarte con todos ellos y además, por qué no, crear cuentas a los futuros empleados del equipo que puedas formar…

 

7 – El precio del alojamiento web

Seguro que has pensado que para finalizar te voy a aconsejar que tengas en cuenta el precio y para que no te gastes mucho dinero en el servicio de alojamiento web.

Pues nada más lejos, ya que mi recomendación es que no escatimes presupuesto a la hora de alojar tu blog, ya que si estás en el mismo caso en el que yo me encuentro y tu blog es tu mayor proyecto personal y profesional, toda inversión será poca a la hora de asegurar que cuando los usuarios entren en tu web para leer esos contenidos que has creado con tanta pasión, se encuentren cómodos y no ocurran fallos inesperados que les impida aprender de los conocimientos que has conseguido plasmar en tus contenidos.

Para ello, sé inteligente y fíjate siempre en hostings que tengan un precio medio/alto, pues seguramente esos serán los que a la larga te aporten más seguridad y tranquilidad para llevar adelante tu proyecto en Internet.

Recuerda que como en todo en la vida, la calidad hay que pagarla y que, como se dice en mi pueblo, ‘al final, lo barato suele salir muy caro’.